Ethereum, ¿Qué es y cómo funciona?

Ethereum, ¿Qué es y cómo funciona?


07 Ago 2018

Al hablar de Ethereum nos estamos refiriendo al segundo mercado de monedas virtuales a nivel mundial y a aquél que ha logrado cautivar a millones de inversores con su innovadora propuesta.

La principal esencia de Ethereum se encuentra desafiando y revolucionando todo lo que conocíamos hasta ahora, gracias a que ésta permite la creación y el desarrollo de nuevas aplicaciones y nuevas criptomonedas de forma mucho más rápida que otras plataformas.

Si bien es cierto que la gran mayoría de programadores y amantes de este mundo de las criptomonedas ya conocen todo acerca del Ethereum, también existen muchas personas que buscan incursionar en este mundo y no saben cómo. Si tú eres una de esas personas, en esta guía encontrarás todas las respuestas a tus interrogantes sobre esta potencial criptodivisa. 

¿Qué es Ethereum?

El primer paso para entender qué es Ethereum, cuál es su función y cómo se encuentra cambiando las reglas del juego, es aprender sus principales características y por qué es considerada como competencia de otras plataformas similares.

Primeramente, Ethereum no se encuentra bajo la autoridad de ninguna entidad gubernamental, es decir, es un sistema descentralizado. Este tipo de sistema se diferencia de un enfoque centralizado, ya que este último se encuentra controlado por una entidad única con el fin de erradicar la desconfianza entre las partes. Además, estos sistemas centralizados fallan en un único punto, convirtiéndolo en un blanco fácil para los hackers y más propenso a sufrir cortes de energía. 

Por otra parte, la gran mayoría de sistemas centralizados, como lo son las redes sociales y demás servicios en línea, solicitan como requisito que el usuario brinde ciertos datos personales, para así validar su identidad y almacenarlo en sus servidores. De este modo, los piratas informáticos o incluso la misma empresa aprovechan para ingresar en su sistema de datos y adueñarse de la información sin mayores dificultades. 

Es por ello que una de las propiedades en las que Ethereum ha hecho mayor hincapié, es en mantenerse como un sistema descentralizado, independiente y libre del control de cualquier entidad. Al no tener un punto de falla único, ya que opera de forma simultánea desde miles de computadoras a nivel mundial, nunca puede ser desconectado en su totalidad. En cuanto a los datos personales de los usuarios, éstos permanecen en sus computadoras, jamás serán de dominio público.
El segundo paso, es entender que Ethereum y Bitcoin son completamente diferentes, por más que a diario sean comparados entre sí. La verdad es que se trata de dos proyectos discrepantes en un sinfín de aspectos, entre los que destacan sus principales objetivos.  

¿En qué se diferencia Ethereum de Bitcoin?

El Bitcoin nació en el año 2009 como la primera moneda virtual del mundo que no necesitaría de ninguna entidad financiera que la controlara, es decir que, sería totalmente descentralizada a nivel mundial. Esta criptomoneda ofrecía a su vez, seguridad en todas y cada una de sus transacciones, haciéndolas valer mediante la tecnología “Blockchain”.

El Blockchain, también conocido en español como “cadena de bloques”, se trata de un libro contable y digital que almacena y verifica los registros (los bloques) que se producen en el sistema. Su principal objetivo es validar las transacciones que implican al Bitcoin a través de una red global de nodos que se encuentran en comunicación para mantener la cadena de bloques y volverla incorruptible. Cada vez que se suman nuevos bloques y/o registros en la red estos se validan continuamente.

Ethereum de igual forma opera como una red de Blockchain pública y distribuida, pero existen diferencias sustanciales con el Bitcoin, a pesar de que ambas pueden intercambiarse y ser extraídas por sus usuarios. 

Bitcoin, por ejemplo, utiliza Blockchain para rastrear la propiedad de la moneda digital, convirtiéndolo en un sistema digital de efectivo entre dos usuarios de alta efectividad. Por su parte, Ethereum tiene como objetivo poner en marcha el código de programación de una determinada aplicación. 

El límite máximo de Bitcoin se sitúa en 21 millones de esta moneda, que será alcanzado en determinado momento, mientras que el suministro de Ether podría ser infinito. En materia de minería, los bloques de Bitcoin duran aproximadamente 10 minutos en ser minados y Ethereum ha marcado como objetivo máximo unos 12 segundos. Esto se traduce en que Ethereum tendrá validaciones más veloces que las de Bitcoin.

Dicho esto, Ethereum siguió los pasos de la tecnología previamente utilizada por Bitcoin y mejoró considerablemente sus capacidades. Se trata de una red que posee navegador de Internet, sistema de pago y lenguaje codificado, permitiendo a los usuarios la creación de aplicaciones descentralizadas de Ethereum en Blockchain. 

Dichas aplicaciones pueden ser actualizaciones descentralizadas de conceptos previamente existentes o bien, ideas completamente innovadoras. Esto, en esencia, erradica a los posibles intermediarios y a los gastos que estos suponen. Un ejemplo claro se encuentra en los “likes” y “compartir” de los usuarios famosos o artistas que poseen un perfil en Facebook, donde la única ganancia producida es a través de los anuncios colocados en sus páginas personales y que redirigen directamente a Facebook. Si Ethereum funcionara como la mencionada red social, ambas partes (artistas y público) obtuvieran una ganancia por la comunicación y apoyo mutuo. Lo mismo sucedería con una versión descentralizada de Kickstarter, donde recibirías parte de las ganancias producidas a futuro por la compañía y no solo un artefacto por contribuir con la misma. Es así como Ethereum elimina los pagos a los intermediarios por la realización de cualquier tipo de servicios. 

En definitiva, Ethereum se consolida como una plataforma basada en Blockchain, que cuenta con un sistema público, distribuido y de código abierto con el fin de permitir que nuevos desarrolladores creen y lleven a cabo sus propias aplicaciones descentralizadas. 

Tal y como lo mencionamos anteriormente, Ethereum funciona como un sistema descentralizado donde cada interacción ocurre únicamente entre los usuarios que la conforman, sin necesidad de un intermediario o entidad de control. A esto se le conoce en inglés como “peer-to-peer”. 

Peer-to-peer

Para respaldar el sistema utilizado por Ethereum existe el sistema global de nodos. Estos últimos son equipos informáticos voluntarios que se encargan de descargar la cadena de bloques completa de Ethereum en sus computadoras y hacen valer las reglas establecidas por el sistema, evitando estafas y recibiendo méritos por su trabajo.

¿Qué es un contrato inteligente?

Los Contratos Inteligentes, conocidos en inglés como “Smart Contracts” son aquellos que se encargan de dictar todas las reglas de consenso. Su función es hacer valer dicho contrato de forma automática una vez que las dos partes involucradas están de acuerdo y llevar a cabo otras acciones donde una de las partes no sea de absoluta confianza.  

A su vez, en el contrato quedan preprogramados los términos que las dos partes involucradas deben cumplir. De este modo, si una de las partes no cumple con lo acordado, el contrato se ejecutará del mismo modo en que fue programado, sin posibilidad de ser interferido por un ente externo, censura, inactividad o fraude. 

Los contratos inteligentes proporcionan mayor seguridad, menores costos por operaciones relacionadas con la contratación y mayor confianza entre las dos partes en comparación con la ley contractual tradicional. Incluso se cree que dichos contratos eventualmente reemplazarán a los contratos tradicionales en un futuro no muy lejano.

La máquina virtual de Ethereum (EVM)

La Máquina Virtual de Ethereum (EVM por sus siglas en inglés) es considerada la principal creación de Ethereum. Se trata de un software completo de Turing con el que se puede resolver casi cualquier problema computacional y que es ejecutado dentro de la misma red de Ethereum. Su diseño tiene como principal objetivo poner en marcha códigos algorítmicos complejos y facilitar el proceso de creación de aplicaciones a través de lenguajes de programación mucho más amigables, como es el caso de JavaScript, evitando la construcción de una cadena de bloques completamente nueva para cada una de las aplicaciones. Ethereum permite que cada una de las aplicaciones se desarrollen dentro de una misma plataforma. 

A su vez, la Ethereum Virtual Machine se encuentra separada del resto de la red, lo que permite que cualquier empresa pueda aprender a crear un contrato inteligente más grande y con mayor fuerza usando la EVM, sin necesidad de afectar a otras transacciones que tengan lugar en la cadena de bloques. 

¿Es Ethereum una criptomoneda?

Es Ethereum una criptomoneda

El sistema de Ethereum tiene como objetivo actuar del mismo modo que lo hace la Internet, mientras que al mismo tiempo es una tienda de aplicaciones descentralizadas. Para ello, es necesario invertir en recursos computacionales que ejecuten dichas aplicaciones o programas y es así como entra en juego el “Ether”, conocido también por su nombre en inglés: “Ethereum Coin”. 

Entre las principales ventajas del Ether encontramos que no requiere de un tercero para el procesamiento de pagos y que funciona como combustible para las aplicaciones descentralizadas que se ejecutan dentro de la red. El único aspecto que se debe tomar en consideración es que los usuarios deberán pagar una tarifa de transacción si se desea hacer un cambio en una aplicación dentro de Ethereum.

Dichas tarifas se calculan de acuerdo con la cantidad de combustible que sea necesaria para ejecutar la acción, incluyendo la potencia de cálculo y el tiempo que va a tardar en llevarse a cabo.

Main story: 

Atrás

¡Únete a Libertex!

Practica gratis en una cuenta demo con 50.000 euros

REGISTRO
o empieza a operar de verdad ahora
Tabla de contenidos