Skip to main content

Advertencia de riesgo: Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73,77 % de los inversores con cuentas minoristas pierde dinero al operar con CFD con este proveedor. Deberías considerar si entiendes cómo funcionan los CFD y si puedes permitirte correr el riesgo de perder tu dinero. Haz clic aquí para leer nuestra Advertencia de riesgo completa.

El 73,77 % de los inversores con cuentas minoristas pierde dinero al operar con CFD con este proveedor.

2022-crash

¿Podría ser 2022 el año en que todo se derrumbe?

Fri, 14/01/2022 - 16:49

Los dos últimos años han sido como una montaña rusa. En la vida cotidiana, el clima político y, por supuesto, el mercado de valores. Después de una caída repentina tras la llegada de la pandemia, las acciones han tenido una trayectoria ascendente aparentemente interminable con solo unos sectores muy afectados, como la aviación y el ocio, quedándose rezagados. Ahora que arranca el 2022, la población cada vez más expuesta al mercado se pregunta: ¿cuánto tiempo puede continuar este crecimiento desenfrenado?

Los gurús y los aspirantes a profetas llevan prediciendo una gran caída desde 2014, pero los índices han seguido avanzando a pesar de todo. Sin embargo, como dice el viejo refrán, todo lo que sube debe bajar, y no cabe duda de que hay bastante viento en contra en estos momentos. Los altos niveles de inflación, la reducción de los estímulos de los bancos centrales y las nuevas variantes de coronavirus amenazan con poner freno a este crecimiento desbocado. Veamos algo más de cerca ahora algunos de estos riesgos y analicemos las medidas que se pueden adoptar para proteger el capital en este nuevo año.

Inflar la burbuja

La mayor preocupación macroeconómica de 2021 ha sido sin duda la inflación por encima del nivel objetivo, y que ha incrementado significativamente los costos de hacer negocios, justamente en un momento en el que las empresas intentan volver a la normalidad. Después de mucha procrastinación, la Reserva Federal de EE. UU. (entre otros bancos centrales en todo el mundo) ha finalmente anunciado medidas combativas, incluyendo la reducción de su programa de estímulo y aumentos de las tasas de interés. Su renuencia a dar estos pasos era bastante comprensible, dada su propensión a provocar una corrección significativa en el mercado de valores.

De hecho, si la Reserva Federal cumple su promesa de elevar las tasas en tres ocasiones en 2022, es perfectamente plausible que se produzca una reducción del 20-30 %. Pero esto no significa que debas vender todo y acumular efectivo. ¿Recuerdas la inflación de la que estábamos hablando? Si bien quizás sea una buena idea obtener algo de provecho de mercados sobrecalentados como el sector tecnológico estadounidense, existen infinidad de acciones aún infravaloradas. Algunas grandes firmas cuya presencia está más que consolidada, como Berkshire Hathaway, Wells Fargo o Coca-Cola podrían ser un buen movimiento conservador. Sin embargo, el mundo no se reduce a Estados Unidos, y aquellos con un mayor apetito por el riesgo tal vez quieran considerar algunos de los gigantes tecnológicos derrotados de China: Alibaba, Baidu y Tencent, los cuales están operando en torno al 40 % por debajo de sus máximos históricos.

Ómicron y otras mutaciones

Ahora que debatimos sobre la cuestión de China, parece la coyuntura perfecta para discutir el riesgo de Ómicron y las nuevas variantes de coronavirus en su conjunto. Inicialmente, Ómicron fue aclamado como un salvador y el final potencial de la pandemia, debido a su baja gravedad y elevada tasa de transmisión. Lamentablemente, la escasa eficacia de las vacunas existentes contra Ómicron está provocando un aumento de las hospitalizaciones entre los más vulnerables, instando a los gobiernos a considerar nuevas restricciones y confinamientos.

Obviamente, esto sería una mala noticia para el mercado de valores y podría ser un catalizador para futuras correcciones en los países afectados. Dado que el virus muta constantemente, el riesgo de tal acontecimiento podría ser aún mayor si vemos una variante que sea tan transmisible como Ómicron pero que cause una enfermedad más grave.

Sin embargo, y como se suele decir, toda crisis es también una oportunidad, una de la que los productores de vacunas están ya sacando partida. Pfizer y Moderna han comenzado a desarrollar vacunas específicas para Ómicron y, mientras tanto, los programas de refuerzo significarán aún más beneficios para ambas empresas. Si tenemos en cuenta que las acciones de estas dos compañías están por debajo del 10 % y casi del 50 %, respectivamente, desde sus máximos históricos, este podría ser un buen momento para cabalgar cualquier volatilidad relacionada con la COVID.

Dinero por oro

Algunas personas prefieren mantener el riesgo al mínimo y están convencidas de que 2022 será el año en que finalmente llegue el tan ansiado crack. En ese caso, existen siempre los tradicionales activos refugios como el oro y la plata, por no hablar de alternativas menos tradicionales como Bitcoin y Ethereum. Estos activos también serían una sabia cobertura contra la inflación, sobre la cual Jerome Powell, presidente de la Fed, ha declarado ahora que probablemente sea un poco más que meramente "transitoria". Ni qué decir tiene que la diversificación es la clave para el éxito de cualquier inversión, por lo que toda cartera sólida debería contener una asignación de metales preciosos (y cripto).

Sin embargo, ahora podría ser el momento de considerar aumentar tus porcentajes de estas clases de activos. El metal amarillo apenas se ha movido en un año, y la plata en realidad ha bajado casi el 20 % debido a la reducción de la demanda industrial, haciendo que ambos sean una compra inteligente en estos momentos. Además del oro y la plata físicos, existe un potencial alcista aún mayor en acciones mineras como Vale y SociedadQuímica y Minera de Chile. En cuanto a las criptomonedas, también existen alternativas a la posesión de BTC o ETH físicos en un exchange de criptomonedas con productos como Grayscale Bitcoin Trust, que ofrecen un método excelente para obtener exposición a este espacio sin la molestia de navegar en la esfera cripto.

Libertex Invest para inversores a largo plazo

Sea o no 2022 el año en que finalmente se produzca ese colapso, haz todo lo posible para protegerte de posibles descensos. Si haces las debidas diligencias y evitas comprar en máximos históricos, ya has hecho la parte difícil. En el caso de inversores a largo plazo, Libertex Invest podría ser el producto que estaban buscando. Este nuevo tipo de cuenta ofrece cero comisiones y cuenta con una amplia variedad de ventajas sobre las operaciones con CFD. Lo mejor de todo es que te permite poseer acciones con todos los dividendos. Para obtener más información o crear una cuenta, visita http://www.libertex.com/invest