Skip to main content

Advertencia de riesgo: Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 74,91 % de los inversores con cuentas minoristas pierde dinero al operar con CFD con este proveedor. Deberías considerar si entiendes cómo funcionan los CFD y si puedes permitirte correr el riesgo de perder tu dinero. Haz clic aquí para leer nuestra Advertencia de riesgo completa.

El 74,91 % de los inversores con cuentas minoristas pierde dinero al operar con CFD con este proveedor.

BoJ intervenes to save yen as Fed paves way for cuts in July

El BoJ interviene para salvar el yen mientras la Fed prepara el camino para los recortes en julio

Fri, 10/05/2024 - 06:46

La era pospandemia ha estado llena de altibajos para los mercados de divisas en general. Hemos visto al euro y al dólar estadounidense alcanzar la paridad por primera vez en más de 20 años. Después hubo una inflación desbocada que acabó con las divisas fiat en todo el mundo. Finalmente, aunque se difundió algo menos en Occidente, tuvimos la innegable y aparentemente interminable caída del yen japonés. Desde 2021, el yen ha estado en caída libre frente a todas las principales divisas y en marzo de 2024 ya había perdido casi un tercio de su valor frente al dólar.

Sin embargo, desde principios de abril, el Banco de Japón ha estado haciendo importantes esfuerzos para detener la devaluación y evitar que el USD/JPY supere los 160, un nivel no visto desde 1990. El primer movimiento del Banco de Japón fue anunciar una subida de tipos histórica, la primera desde 2007. Con una respuesta del mercado menos que entusiasta, el ministro de Finanzas, Shunichi Suzuki, prometió que no descartaría "cualquier medida" para apoyar al yen, lo que pareció insuflar algo de vida a la moneda asiática. Ahora, a partir del 1 de mayo, hemos vivido una semana de altibajos para el JPY a medida que esta intervención prometida parecía tomar forma. Pero el Banco de Japón no es el único banco central que está en movimiento. Entonces, ¿cuáles serán las fuerzas que impulsarán el mercado mundial de divisas este año y qué podemos esperar del yen, el dólar estadounidense y el euro en el resto de 2024?

Cuenta con ello

Como ya hemos comentado antes, el mayor impulsor del reciente resurgimiento del yen japonés ha sido sin duda la intervención del gobierno y del banco central para evitar un descenso continuo hacia territorio casi inexplorado para la divisa nacional japonesa. Aunque no está confirmado, el movimiento alcista del JPY la pasada semana se atribuye en gran medida a las compras activas por parte del Banco de Japón, con datos que indican que podría haber gastado 5,5 billones de yenes (35.000 millones de dólares) para impulsar la moneda el 30 de abril. Si bien vimos un retroceso hacia el objetivo a corto plazo de 140, el par alcanzó un máximo de hasta 157 en operaciones intradía antes de fijarse alrededor de su nivel actual de 154,53.

Comenzó a parecer sospechoso como si la intervención de Tokyo resultara insuficiente para superar la presión bajista sobre el yen. Si el par se hubiera consolidado por encima de 158, lo que marcaría un retroceso de Fibonacci del 61,8 % de la caída del lunes, es probable que los bajistas se hubieran arriesgado lo suficiente como para avanzar hasta 160. El mercado parece haberse calmado durante esta semana tras los comentarios del gobernador Ueda del Banco de Japón de que está dispuesto a subir aún más los tipos de interés si la inflación es mayor de lo esperado este mes. Sin embargo, hasta ahora, cada intervención no parece proporcionar más que un recurso temporal en el camino hacia 160.

Un aliado improbable

A pesar de que pudiera parecer que las autoridades japonesas están haciendo poco más que mantenerse a flote, su duro trabajo podría recibir ahora un impulso muy necesario del banco central más poderoso del mundo: la Reserva Federal de Estados Unidos. El miércoles pasado (1 de mayo), el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, abordó finalmente la cuestión de las posibles "sendas" para los tipos de interés este año. Y si bien parecía descartar cualquier medida en la reunión de este mes, se puso sobre la mesa la posibilidad de un muy esperado recorte de tipos en julio. Si esto finalmente sucede, el efecto esperado será, naturalmente, un debilitamiento del dólar y un impulso a los activos de riesgo, un resultado bienvenido tanto para el Banco de Japón como para los inversores del mercado de valores estadounidense. Después de todo, los problemas del yen no se deben únicamente a su propia debilidad sino a la fortaleza histórica del dólar. De hecho, un billete verde inusualmente fuerte es precisamente la razón por la que el Banco de Japón ha estado nadando contra la marea con sus recientes intervenciones.

Dicho esto, el "gráfico de puntos" de junio probablemente mostrará que la mayoría de los funcionarios de la Fed están a favor de dos o menos reducciones de tasas en 2024, y es difícil decir cuántas ya se habían incorporado sobre el dólar estadounidense dadas las ambiciosas expectativas de múltiples recortes a principios de este año. En este contexto, sería prudente no esperar que una política más suave de la Reserva Federal sea una cura milagrosa para lo que aqueja al yen, pero, sumada a algunas alzas muy necesarias por parte del Banco de Japón, podríamos ver al USD/JPY cotizando en un rango mucho más saludable comprendido entre 140 y 150 para fin de año.

Opera con divisas y más con Libertex

Libertex ofrece trading con CFD de una amplia variedad de diferentes clases de activos, incluidas acciones, ETF, metales, bonos del Tesoro, opciones y divisas tradicionales. Con todas estas opciones para elegir, puedes estar seguro de que encontrarás un activo subyacente que se adapte a tus necesidades. Libertex es capaz de ofrecer CFD sobre los principales pares de divisas como USD/JPY y EUR/JPY, así como bonos del Tesoro a 1-3 años, 7-10 años y 20+ años. Para obtener más información o crear tu propia cuenta Libertex, ¡visita hoy mismo www.libertex.com/signup