Skip to main content

Advertencia de riesgo: Los CFD son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73,77 % de los inversores con cuentas minoristas pierde dinero al operar con CFD con este proveedor. Deberías considerar si entiendes cómo funcionan los CFD y si puedes permitirte correr el riesgo de perder tu dinero. Haz clic aquí para leer nuestra Advertencia de riesgo completa.

El 73,77 % de los inversores con cuentas minoristas pierde dinero al operar con CFD con este proveedor.

Renault SA

Renault es una empresa automovilística francesa. Su sede central se encuentra en la ciudad satélite de París, Boulogne-Billancourt. Los vehículos Renault se venden actualmente en más de 100 países en todo el mundo y es el fabricante de automóviles europeo número 3 en términos de volumen de ventas. Además de los clásicos con su emblema, la empresa también produce vehículos bajo las marcas Dacia, Renault Samsung Motors (Corea del Sur), Alpine y Lada (Rusia).

Calificaciones

En marzo de 2019, Moody's revisó su calificación a estable. En febrero de 2019, la agencia de calificación S&P Global Ratings rebajó la calificación de emisor de Renault de estable a negativa, afirmando sus calificaciones a largo y corto plazo en "BBB" y "A-2" respectivamente.

Renault S.A.Acciones

El precio de las acciones de Renault alcanzó su nivel psicológico de 100 € a mediados de 2015. Tras ello, en 2018, este nivel clave se probó una vez más y el precio cayó a un mínimo de 50 € por acción. Actualmente, el precio está volviendo a sus movimientos históricos, dando a los nuevos inversores tiempo para pensar en la próxima ola de crecimiento.  

Ganancias de la empresa

En 2018, la empresa vendió aproximadamente 3,9 millones de vehículos, y registró ingresos de 57,4 mil millones de euros.

French automaker Renault S.A. informó de un margen de beneficio neto del 3,9 % en 2018, un 4,7 % menor que en 2017. Esta caída se debió a las fluctuaciones del mercado de divisas, al aumento del gasto y a los precios más altos de las materias primas, cuyo efecto combinado excedió el beneficio del costo de reestructuración de la administración y las iniciativas de precios positivos.