Trading de CFD vs Contratos de futuros: ¿cuál es la diferencia?

Trading de CFD vs Contratos de futuros: ¿cuál es la diferencia?


17 Ago 2018

Los contratos por diferencias y los Contratos de futuros a menudo son un punto de confusión para los nuevos traders, porque en esencia parecen ser productos razonablemente similares. Mientras que los “futuros” generalmente se negocian en bolsa y los CFDs se negocian más comunmente directamente con brokers, las principales diferencias radican en la liquidez y el financiamiento de ambos instrumentos. Las órdenes de CFD se completan más fácilmente en la práctica y tienen menores barreras de entrada que los contratos de “futuros”. Por supuesto, ambos son derivados, y ambos brindan los mismos beneficios de apalancamiento que son comunes a los derivados en general. Un derivado financiero es llamado así porque su valor se basa en un activo subyacente. En el caso de CFDs y “futuros” el activo subyacente suele ser un bono, una acción, un producto básico, etc. Debido al apalancamiento que estas herramientas involucran, a veces las personas tienden a pensar que los CFD y los “Future” son riesgosos. Pero si usted aborda ell trading como a un negocio, usted sigue los procesos, no se aparta y no permite que sus pérdidas aumenten. Usted sale de una posición perdedora, sea lo que sea que esté negociando. La ventaja de todo ese engranaje es que sus ganancias se multiplican, y eso es algo que todo trader desea.

¿Cómo puede elegir entre intercambiar CFDs y negociar “futuros”? Un contrato de “futuros” es un acuerdo para comprar o vender el activo subyacente a un precio fijo en una fecha determinada en el futuro, independientemente de cómo cambie el precio mientras tanto. Las fechas de caducidad se aplican a “futuros” porque esto representa la fecha en que el activo debe ser entregado al precio acordado bajo los términos del contrato. Las materias primas, acciones y divisas son ejemplos de mercados que ofrecen tanto operaciones de CFD como de “futuros”. Dado que los “futuros” son transacciones intercambiables, muchos traders o especuladores que nunca tienen la intención de recibir la entrega del activo pueden comprar y vender contratos de “futuros” para beneficiarse de los movimientos de los precios en el mercado. Esto se puede hacer tomando la posición opuesta de una posición abierta existente antes de la fecha de caducidad. Esto se conoce como compensación. Por el contrario, un contrato por diferencia no tiene un precio futuro establecido ni una fecha futura. Simplemente contrata para pagar o recibe la diferencia entre el precio del activo subyacente al inicio del contrato y el precio al que termina cuando decide liquidar el contrato y tomar ganancias / pérdidas.

Una diferencia importante entre los dos es que el comercio de “futuros” se lleva a cabo en un mercado abierto centralizado donde todos los participantes pueden ver los intercambios, las cotizaciones y las tasas. Los inversores tienen una selección más amplia de instrumentos en los mercados de “futuros”, por lo que hay más oportunidades para cubrir posiciones en relación con broker, que es la contraparte del negocio. En el trading de “futuros”, el broker es simplemente un intermediario. En las operaciones de CFD, el broker es la contraparte efectiva de la transacción y cotiza los precios para ambas partes en el negocio. Algunas personas argumentan que esto significa que manipulan los precios, pero con la tremenda popularidad de los CFDs y la competencia entre brokers, en la práctica descubrirá que esto no debería ser un problema.

Main story: 

Atrás

¡Únete a Libertex!

Practica gratis en una cuenta demo con 50.000 euros

REGISTRO
o empieza a operar de verdad ahora
Tabla de contenidos